Esta Neurotica soy yo...Conozcanme

Mi foto
Intelectualoide psicopata autodestructiva. Fumadora compulsiva. Hombreriega empedernida. Guaranga persiguiendo a su ex.
CONTACTESE CON ESTA PELOTUDA ESCRIBIENDO A masqueunacabra@hotmail.com.ar

sábado, 24 de julio de 2010

Ah! Nostalgia!


Leer la Historia de la Lectura en el mundo Occidental puede ser muy interesante pero en estos momentos tiene menos onda que flequillo de japonés.
Me distraigo con la más mínima pavada. Dos moscas copulando pueden ser más interesantes en este momento y siempre me olvido que NO TENGO QUE FUMAR PORRO CUANDO LEO.
Es que en realidad estoy pensando en otra cosa.
Misteriosamente estoy remontando al inicio de la relación. Hace mucho que no pensaba en eso. Recordándolo siempre como a un zorete hijo de puta olvidé por qué estaba yo tan empecinada en perseguirlo y de qué cosas habían sido buenas y cuáles no.
Claro, cuando una está tanteando el terreno y el bulto, todo es color de rosa. Él es el mas copado y nosotras unas diosas, unas ídolas.
Nos hartamos de dar discursos diciendo que NO somos celosas, bardeando a las mujeres que le revisan el celular a sus novios, que les hacen problema porque salen, porque fuman porro, porque van a ver bandas, porque van a la cancha, etc.
Decimos que SI a todas sus propuestas; siempre tenemos ganas de que nos la ponga, nunca estamos cansadas ni nos duele la cabeza; nunca estamos de mal humor. Si nos invita a ir a ver a Boca contra Chaco Forerver nos mandamos de una sin pensarlo…aunque no nos gusten el chori ni el fútbol ni los bombos con platillo.
Somos las mejores cocineras; en las reuniones sociales hablamos con todo el mundo, nos portamos re bien, bailamos, nos retocamos el labial a cada rato y su gente le dice que somos unas copadas.
Siempre andamos juntos para todos lados, ningún fin de semana nos quedamos encerrados.

Pero el tiempo va pasando…hay mas confianza y también mas embole.
De a poco pinta el quedarse mirando una peli porque afuera hace frío y los bares se ponen aburridos y siempre pasa lo mismo.
De repente llega la noche y queremos dormir y roncar y ponernos un buzo grande, viejo y desteñido en vez del camisolín de encaje. Y si nos manotea el culo buscándonos le decimos que mejor no, que mejor un mañanero, que hagamos cucharita, que hoy no da.
Poquito a poquito salta la ficha.
Cuando quiere salir solo con sus amigos ya no nos gusta tanto y empiezan las escenitas de celos y cuando vuelve le revoleamos con un cenicero por la cabeza y él se da cuenta de que no somos tan liberales como habíamos dicho.
Ya no queremos cocinarle y ya no le gusta nuestra comida sin sal.
Si quiere hacernos el orto ya no nos entregamos con tanta facilidad.
Ya no nos maquillamos ni hacemos deporte ni vamos a la depiladora…que se maneje…,”si me quiere que me quiera peluda.”
Chuparle la verga cuando uno de sus amigos que justo está en casa entra al baño ya no es excitante.
Pasan los meses…nos lleva a una fiesta y nos quedamos sentadas en un rincón con cara de ojete porque son todos unos pelotudos y no bailamos porque la música es una verga “y me duelen los pies de los tacos y me quiero ir a la mierda”.
O bien nos emborrachamos tanto que nos ponemos a bailar con todos los hombres habidos y por haber, con la pintura corrida, la pollera mas arriba de lo que debe estar y en patas; gritando guarangadas, pidiendo temas al Dj y chupándonos hasta el agua de los floreros. Su gente le dice que somos unas desquiciadas y que por favor nos saque de la fiesta.
¿¿¿¿Ir a la cancha??? ¿¿¿Cómo voy a ir yo a la cancha??? Está lleno de cacos…eso no es para una señorita.

Y el loco se va dando cuenta de que todo era una careta, de que estamos trastornadas, de que somos unas psicópatas, de que lo andamos persiguiendo y le revisamos el celular y el correo electrónico y los bolsillos y la mochila.
Y el loco se va aburriendo de las escenas, de los floreros contra la cabeza, de su ropa tirada por la ventana, de su celular misteriosamente vacío, de que nos hayamos achanchado y no tengamos ganas de hacer nada.
Y el loco sigue su vida.
Y el loco conoce mucha gente.
Y el loco…se va con otra.

3 comentarios:

La Cenefa dijo...

son detalles! capaz que al tipo no le gustaba la comida sin sal nada mas!! ¿no pensaste en eso?

muy bueno
saludos, nos vemos

Pablo Sansone dijo...

"La belleza es aquel grado de lo terrible que todavía soportamos"
Rainer Maria Rilke

NO???

masqueunacabra dijo...

La Cenenfa: jaja puede ser, no lo habia pensado!!

Pablo: Me gusta Rilke, muy buena la frase