Esta Neurotica soy yo...Conozcanme

Mi foto
Intelectualoide psicopata autodestructiva. Fumadora compulsiva. Hombreriega empedernida. Guaranga persiguiendo a su ex.
CONTACTESE CON ESTA PELOTUDA ESCRIBIENDO A masqueunacabra@hotmail.com.ar

miércoles, 18 de agosto de 2010

La fiesta de los numeros


Dedicado a Fufu…la inteligente cucarachita de Antonio…Lo cual no quiere decir que Antonio sea una cucarachita…aunque así sea…




Mi papá tiene, en su casa, una espléndida biblioteca cuyos libros tienen un contenido que va de un 90% de historia a un 10% de matemáticas. Fuera de los cruces y descruces entre ambas ciencias, decido esta vez dejar de lado la historia que me tiene re podrida y me inclino por los números. Claro que yo saco de todas las cosas mis propias conclusiones e interpreto lo que se me viene en gana porque no soy ninguna erudita.
Me decido, entre otros, por la “Hermandad de los pitagóricos”, aquella extraña y antiquísima secta de la cual tomo, en esta oportunidad, la representación de los números como potencias divinas y sus símbolos elementales.
Así, por ejemplo, el círculo es el Uno, la unidad en su perfección, encerrado y completo en su propia línea. El Dos es el símbolo de la multiplicidad, de todas las oposiciones y dualidades, de los engendramientos. Se forma por la intersección de dos círculos y la figura oval, lo que forma lo que se ha dado en llamar Vesica Piscis, Vejiga de Pez. El Tres, la tríada, es la unión entre dos extremos, la posibilidad de dar orden y armonía a las diferencias. Pero también el Uno es el punto, el Dos la recta que une dos puntos y el Tres el triangulo y el plano.
Junto con esto encuentro en otro libro (al igual que lo leí en Crímenes imperceptibles, de Guillermo Martínez) el ruego de Qais ben-al-Mulawah en los versos para Layla: “Oh dios, haz que el amor entre ella y yo sea parejo, que ninguno rebase al otro. Haz que nuestros amores sean idénticos como ambos lados de una ecuación”.
Perfecto, ya tengo mucho para trabajar.
Puedo, ahora, pensar en la geometría y en los símbolos matemáticos aplicados a las relaciones amorosas y extraer algunas conclusiones.
El círculo está bárbaro pero mejor dejarlo para la historia y como figura de una visión más interesante y compleja del tiempo en contraposición a la “línea recta” occidental que representa a la historia como una sucesión de hechos que jamás vuelven a repetirse. Pero en el amor el círculo puede ser peligroso, pedante, desgastante y aburrido porque realmente no da que las historias vuelvan siempre a su origen por mas desfasadas que lo hagan ya que, recordemos, el círculo se encierra siempre en su propia línea. Si te tocó alguna vez una historia con un re culiado hijo de puta ni da que vuelva a repetirse miles de veces, sea con el mismo turro o con otro turro igual de turro que ese turro.
Tampoco da quedarse siempre en el Uno por más divino que fuera y por más egocéntrica y egoísta que una persona llegara a ser ya que todo bien con la masturbación pero llega un punto en que puede ponerse aburrido sin tener nada de perfección divina.
Por otro lado, yo soy de las retrogradas que prefieren, para el amor, a la línea recta: dos puntos, dos personas que se unen, ya que considero que el triángulo aplicado al amor es bastante peligroso y nada tiene en este caso, a diferencia de lo que decían los pitagóricos, de ordenado y de armónico. Es sabido que en una relación donde aparece un tercero hijo de puta, sin importar el sexo de los participantes, trae problemas y alguna o todas las partes salen heridas. Porque siempre tiene que aparecer “un alguien” (generalmente una destangada y conchuda) que viene a quebrantar la armoniosa recta, un punto que se coloca por encima y entre medio de ambos y cuando se tiran las rectas se forma un despelote de puteríos y cagadas a tortazos y mentiras y aflojes y tironeos.
Lo que sí supongo que está bueno es el triángulo aplicado a las relaciones sexuales ya que supera a rajatabla el aburrimiento de la “unidad” y el estancamiento de la línea recta. Tres son multitud y puede ser muy entretenido, nuevamente, sin importar el sexo de los participantes.
También es problemática en el amor la figura del Tetraktys…el número cuatro. Como puede verse por ejemplo en la película Closer y en miles de casos de la vida cotidiana…si el triángulo es complejo mejor ni hablar del cuadrado.
Por eso saco la siguiente conclusión: para el amor mejor quedarnos con la línea recta que no forma en sí ninguna figura y para las relaciones sexuales bienvenidas sean todas las formas geométricas aristadas: tres, cuatro, cinco, seis…claro está, todos a la vez en un mismo espacio y tiempo (pero dejémoslo acá…con cuestiones de física cuántica no me meto…para eso consultar con Fufu).

La Ley de la Contigüidad aplicada al amor puede ser injusta y desastrosa. Suele manifestarse principalmente cuando una está desesperada por conseguir a alguien y como nadie aparece termina con el que tiene mas próximo: contigüidad, aproximación, rutina, amalgama: ni siquiera sería un “era lo primero que vi” sino mas bien un “era lo que había”.
Por último pienso en aquellos números de la multiplicación de la vida que Fibonacci toma de los pitagóricos y utiliza para elaborar su serie, su armónica proporción. Aplicada a los conejos está buena, pero no a las relaciones amorosas porque van a aparecer crios por todos lados y nadie va a saber qué joraca hacer con esos pendejos malcriados llorones. Así que ya saben…no sean forros y usen forro.

En fin, hasta aquí llegó mi arduo recorrido por la vida de los números. No daba para más.

5 comentarios:

Pablo Sansone dijo...

Cada vez reafirmo más mi idea de que sos una genia...

Anthoyne dijo...

aaaaah..ya se de donde viene la famosa frase: "Ponete en 4!"

Hoy charle con Fufu en la banda de 30mts en código morse, esta en Suiza realizando un experimento en el Gran Colisionador de Hadrones , el acelerador de partículas mas grande del mundo, me dice que esta en busca de un micro agujero negro supermasivo, la intención es poder encontrar la divergencia rotacional de la tierra y poder viajar por el tiempo para ver cantar a Frank Sinatra....yo le conteste a mi amiga Fufu que estoy interesado en otros agujeros negros (también negros) pero un poco mas estrechos que los que ella busca...en fin...le comente tu post sobre los numero y me dijo que Pitagoras se la morfa y Euclides se la da!...que si queres investigar en forma seria sobre las relaciones numéricas que le eches un vistazo al NUMERO AUREO.

masqueunacabra dijo...

Pablo....Gracias...en caso de ser verdad o cagrgada jaja

Antonio...el numero aureo, la proporcion divina, el 0,618 y etc me tienen re podrida jajajaja...sobre todo desde Euclides...
Que Pitagoras de la come de una!!! Saludos a la cucaracha con la maquina de dios y espero que cada uno por su lado encuentre su agujero!

La Cenefa dijo...

que bueno! no sabia que la matemática era tan entretenida y util!!

con razón al hijo de puta de Einstein las mujeres se le regalaban, la tenia re clara el guacho!

saludos, nos vemos

Pablo dijo...

Bue-ni-si-mo! Te animaste a acercar un tema complejo sin caer en erudiciones que pudieran aburrir...

No sé pero en mi caso yo desde que empecé a escribir en forma más llana la gente se anima a comentar más! No se supone que por estos lados la gente lee un poco más? jajajaja! Tu post me hizo pensar en eso!