Esta Neurotica soy yo...Conozcanme

Mi foto
Intelectualoide psicopata autodestructiva. Fumadora compulsiva. Hombreriega empedernida. Guaranga persiguiendo a su ex.
CONTACTESE CON ESTA PELOTUDA ESCRIBIENDO A masqueunacabra@hotmail.com.ar

lunes, 23 de enero de 2012

Let`s Work


Cuando fue evidente que la cara de mi jefe no connotaba la falta de sexo con su mujer sino las pocas ganas de que yo ocupe ese lugar de trabajo, comencé a preocuparme.
No me copaba ni ahí la idea estar nuevamente desocupada ni de verme obligada a tomar el teléfono para solicitar ayuda económica a mi madre.
Sabiamente madura intenté hacer todo lo posible para evitar la situación del despido y una noche decidí confeccionar una lista con las posibles causas de la imposibilidad que tengo para conseguir el éxito en el campo laboral. Mi lista decía:

-Llegar tarde al trabajo.
-Llegar tarde y ebria al trabajo.
-Llegar tarde, ebria y con una caravana de cachivches que conocí en el bar y que amablemente se ofrecieron a acompañarme hasta el trabajo y permanecer un rato en la puerta del mismo una vez llegados, dándonos abrazos de despedida y cantando a viva voz canciones viejas de rock nacional.
-Llegar tarde y ponerme a apretar en la puerta del trabajo con el galán de turno.
-Tomar cocaína en el baño.
-Tomar cocaína sobre el escritorio cuando “nadie me ve”.
-Escaparme a dar una vuelta a la manzana para fumar unas flores, regresar y reírme de la cara de todos mis compañeros de trabajo y del jefe sobre todo.
-Regresar fumada de la vuelta recreativa con una docena de facturas, una botella de coca cola, cuatro paquetes de papa fritas y una bolsa de caramelos y consumir todo sin parar y sin compartir y encima de todo agitarle al jefe para que haga mate y compre bizcochitos.
-Volver re loca de la caminata recreativa y quedarme dormida sobre el teclado de la computadora…y roncando…obvio.
-Volver de la caminata recreativa muy muy muy fumada y mirar en youtube videos de publicidades que me hacen morir de risa e incentivar a los demás a que hagan lo mismo.
-Arribar al trabajo tarde, con un acido bajo la lengua, unos tragos de más y pararme encima del escritorio haciéndome la Janis Joplin.
-Fumar porro en el baño del laburo y luego hacer joditas telefónicas durante varias horas…y de larga distancia, claro.
-Ingresar a la oficina bajo los efectos de todo lo que se les pueda ocurrir y con las hormonas en estado de alerta y con algunos síntomas depresivos también puede haber sido grave ya que en esos momentos más de una vez hice propuestas indecentes (sexuales siempre) a los compañeros y compañeras de trabajo y al jefe, claro.

Estos eran algunos de los tips que anoté pero luego de leerlos para intentar reflexionar no pude evitar morirme de risa y festejar mis desajustes...”Uh la vez que le ofrecí sexo a Marta…la cara que puso!!! Estuvo buenísimo!!! Mañana se la hago de nuevo ”…y cosas por el estilo.
Así transcurrieron los días hasta que la paciencia del jefe se acabó y me dijo a los gritos: “Pendeja de mierda me tenés los huevos hechos tortilla”. “Tortilla quiero yo con Marta” pensé, pero por cuestiones de educación no dije el comentario en voz alta.
El jefe me pidió que redacte mi renuncia para que la misma sea enviada al Presidente de la empresa para que pueda aprobarla.
Esta fue mi declaración:
Señor Presidente, el cerdo apestoso del jefe me ha solicitado en el día de la fecha que redacte mi renuncia a este puesto de trabajo. En lugar de despedirme el muy asqueroso debería sentirse felíz de tener aquí a una señorita como yo, siempre dispuesta a hacerle un pete por debajo del escritorio…No digo que soy muy apetecible pero al menos soy mas delgada que la barraca de su mujer.
Pero sabe qué Señor Presidente, le digo una cosa…a mi de acá no me echa nadie…no…no me voy porque me echen me voy porque yo quiero…A la mierda con esta oficina llena de zoretes cara de orto, de minitas que no son culo de mostrar un poco mas las piernas, de barrigones cara de evangélicos, de viejas atoradas de hidratos de carbono y mate y mate y mate; me tiene harta hasta el cadete que cada vez que vuelve se mete en el baño a cagar y tranca el inodoro y deja un olor a mierda asqueroso y yo no puedo tomar falopa tranquila y me veo obligada a peinar en el escritorio…¿Y sabe que más? Puede meterse en el culo el sueldo horrible que paga a cambio de mi mano de obra, uno por uno los billetitos hechos canuto en la ranura del tuje.
Me voy porque quiero…gil.

Claro que la renuncia fue aceptada y aquí estoy nuevamente leyendo los clasificados y me cago en la madre, todos piden “referencias” y las mías, claro, muy buenas no son.

9 comentarios:

f dijo...

si hubieras cantado una de selena gomez en ves de una de la joplin no te pasaba eso.

efa dijo...

jeje festejo muchísimo estos intempestivos regresos tuyos...Seeee peinarse una en el baño puede ser lo menos :P
magnífica carta.
yop

Pablo dijo...

Ese jefe no aguanta nada. Hiciste bien en irte

Un silencio que nadie escuchó. dijo...

Jajajajaja, sos una genia, rebelde de la vida.. las mejores personas estamos locas! Tenes que estar orgullosa por ser asi, que los demas se maten.

Pablo Sansone dijo...

Yo sería tu compañero de trabajo ideal.

Cami dijo...

Mientras leia estaba tomando agua en una botella tipo deportiva. Quise tragar y reirme al mismo tiempo y resultado fue un teclado que nunca volvera a ser el mismo. Sos una grosa! Muero de risa cada vez que posteas algo.

Pablo Sansone dijo...

Volvé Pu!

puta al pedo dijo...

:) ya volveré, grcias a los comentaristas y lectores!!!!

la rubia tarada dijo...

ESPECTACULAR,FRECUENTEMENTE IMAGINO ESA SITUACION!!